¿Qué tales son los que se quedan?